Y seguimos dándole a la matraca

Llevamos casi una semana desde que se cerró MegaUpload, y es que no dejamos de hablar de ello. Se hacen tertulias políticas sobre el cierre de una web.
Pero el tema empieza a caldearse. Aquí habla todo el mundo y dice lo que le da la gana, pues no voy a ser menos.

1.- MegaUpload, es un servicio legal que se ha utilizado para cometer ilegalidades, los usuarios legales se han quedado sin sus datos, por lo que las autoridades de los EE.UU. deberían de devolvérselas a sus legítimos dueños.
2.- Se dice que el grupo de anomymus ha publicado todo el catalogo musical se Sony Pictures. FALSO. Ha publicado los enlaces de los torrens que permiten bajarse el catálogo de Sony Pictures, que no es lo mismo
3.- Algunos intelectuales,  dicen que la gente de Anonymus es una indigente intelectual. FALSO. Nadie sabe quienes conforman Anonymus, así que no tienen ni la más remota idea si son indigentes intelectuales o no.
4.- La prepotencia de las autoridades, que cierran una web mundial, porque son los administradores de sus nombres. Deberían de cerrar el acceso en los países en los que exista el delito, no del mundo entero.
5.- La subyugación de los políticos a los lobbys de presión y como siempre el poco cuidado que tienen con los usuarios, no se legisla para el pueblo, sino sin el pueblo.
6.- El querer cobrar por un trabajo realizado hace 75 años como si fuese hoy. Mickey Mouse debería de ser de Dominio Público  Los derechos de autor deberían de estar limitados en tiempo, y coste.
7.- Que se de por válida la premisa “obra descargada, obra comprada”. FALSO. Eso no se lo cree nadie. Pero es una forma como otra cualquiera de incrementar los costes y meter más “pa la buchaca”.
9.- Pretender mantener la idea de que Internet es como el Mundo Real. FALSO. Desde el caso Napster se ha demostrado que la forma de pensar en internet es diferente al de la vida real.
10.- Que acciones como la del cierre de MegaUpload, para lo única que sirve es para  agudizar las mentes y buscar nuevas soluciones, pero no se pone una solución definitiva.

¿Y qué paso después de Megaupload?

Terminando mi “pequeño análisis” del caso MU, queda decir que paso después de….
Pues la verdad es que, no paso absolutamente nada. Y cuando se dice nada, va en serio. Ha recopilado estadísticas de los últimos días, que incluyen el cierre de MU y uno se sorprende de los resultados.
A nivel de tráfico global, se nota la caída de MegaUpload, pero después se recupera el volumen de tráfico normal. Normal del todo. Tanto a nivel mundial, como a nivel de continentes.
En Europa ya era por la tarde, la reacción fue asombrosa. Los usuarios saben lo que tienen que hacer, donde lo tiene que hacer y sobre todo como lo tienen que hacer. La red se puso en marcha buscando nuevas conexiones para recuperarse, como si de un cerebro dañado se tratara. El tráfico se restableció a su nivel normal en muy poco tiempo, ayudado por supuesto por las redes sociales que le dieron ese empuje de adrenalina “virtual” que le hacía falta.
Probablemente tardemos en alcanzar los picos de tráfico que había antes del cierre de MU, pero está claro que se han puesto en marcha las soluciones alternativas.  Esta grafica es de las últimas 24 horas, y veréis que el tráfico de un domingo.

En los Estados Unidos, pasa lo mismo, puede que esté un poco más afectado, ya que mediáticamente es más influenciable, pero es prácticamente lo mismo. La verdad es que si que es un dato curioso
Pero el dato más curioso es el desglose por tipo de tráfico. Se nota claramente que el nuevo panorama tras el cierre me MU hace que los usuarios cambien sus formas de intercambiar datos y vulva a nuestra memoria sistema de los “de toda la vida”
Solo hay que fijarse en el tráfico de streaming directo y en el tráfico de conexiones punto a punto.


Si alguien quiere decir porque no se pueden aplicar las leyes del “mundoreal®” a internet, que eche un vistazo y se ponga al dia.

Ley Sinde-Wert o como hacer callar a la gente

La ley Sinde ha causado muchas discusiones por internet durante estos años. El cierre administrativo de páginas web que el PSOE no ha sido capaz de llevar a su terminación ha pasado de tapadillo al fin por las manos del PP.
Jose Igancio Wert (curiososidad, miras en el teclado como se escribe su apellido), actual ministro de educación, cultura y deportes, ha sido el encargado de poner en marcha una ley con demasiada polémica. Está claro que Internet se ha convertido en un lugar donde la libertada de expresión es su máxima, y los gobiernos, sean de la ideología que sean, no están de acuerdo en esa libertad de expresión, y así tenemos el ACTA, el SOPA, Hadopi, y ahora la ley Sinde que al final es Sinde-Wert.


A ver si nos damos cuenta de una vez, que tenemos que cambiar los conceptos de acceso a la cultura que tienen casi dos siglos de vigencia. Ahora se quiere un acceso libre y que los creadores, que son muy buenos dejen de hacer chapuzas, y de que unos cobren por otros.
Teniendo en cuenta que estamos en Crisis, ahora que se lleva tanto esa frase, no quiero tanto intermediario para conseguir un producto. Desde hace tiempo que nos parece mal que las entidades de gestión gestionen arbitrariamente quien se lleva o se deja de llevar el dinero que invierto en libros o discos. Que se pague varias veces por el mismo producto. El que no sea dueño de algo que es mío, que me llamen pirata cada vez que voy al cine, o me compro un DVD.
Aun no se sabe a quién se va a perseguir con esa ley, si a las paginas que se lucran o las paginas que comparten enlaces, porque si es a esas páginas, ya pueden empezar a Cerrar Google, Facebook, Twitter, Tuenti, por que no se si han dado cuenta que Internet es un gran enlace, Estamos todos enlazados. Seguro que en la Wikipedia existe algún enlace a contenidos protegidos.
Mira que los van a pasar bien.
Considero un acto totalitario por parte de nuestros gobernantes, que sigan haciendo como bandera la  idea a prohibir, prohibir y prohibir. Como dice Carlos Herrera, parece que les da “gustillo “por todo el cuerpo cada vez que pronuncian esa palabra.  Creo que se debería de hacer una Ley de propiedad intelectual de futuro y con miras hacia el siglo XXI que es el que tenemos por delante y no hacia el siglo XX que es el que hemos dejado atrás. Tenemos un futuro por delante y deberíamos de hacer leyes de futuro.

Aqui se queda el enlace a pagina de EDans

Pablo Soto. Cuando David ganó a Goliath

Desde hace algunos años llevo siguiendo el caso de Pablo Soto con mucho interés.

Algunas de las grandes empresas de Música, también conocidas por “majors”, decidieron demandarle por haber desarrollado software basado en el protocolo punto a punto (P2P), que se utiliza para intercambio de música de estas empresas.

Parece que en el mundo, los “gobernantes” del mundo, quiere haber un control por todas y cada una de las cosas que pasan por internet.  El problema es que internet no tiene fronteras, y quieren ponérselas.

El caso de Pablo, me recuerda a Napster (D.E.P), solo que tiene una gran diferencia. Los servidores de Napster guardaban los datos, mientras que el protocolo P2P son los usuarios quienes guardan esos datos.

Pablo, bajo mi punto de vista solo hizo la herramienta de comunicación, el cómo se emplee o no, es cosas de los usuarios que la poseen. Es como si quisiéramos condenar a una operadora de telefonía de los atentadnos del 11-S por permitir comunicarse a los terroristas para cometer el atentado. Pues lo mismo. Pretenden que una herramienta sea la culpable de el uso que se hace de ella. Y eso es lo que dice la sentencia

Hay que empezar a recordar que el protocolo P2P es utilizado por muchas aplicaciones. Como ejemplo un botón

Spotify: Utiliza P2P para no saturar la red cuando la gente pide una canción en Streaming. Por eso unas no tardas nada en bajártelas y escucharlas, y otras parece que es una eternidad.

Skype: tambien utiliza P2P para mantener sus agendas. Sus supernodos, se comunican entre ellos, siendo una red distribuida.

Las redes P2P son muy útiles hoy en día, cuya tendencia es llevar los servicios en la red a sistemas distribuidos para aumentar su robustez ante posibles caídas y parones del servicio.

Así que ya hemos conseguido un nuevo éxito.  Esta vez David si que ganó a Goliath