Habilidades y mentiras

Desde hace unos cuantos meses vengo experimentando diferentes emociones en mi entorno cercano de acción. Una me maravilla y otra no me gusta un pelo.

La que me maravilla es la habilidad que tienen algunos para escribir textos impersonales. Pueden contar algo, pero de tal forma que nadie se entere del motivo de ese texto, como si no fuera con ellos. Expresan acciones o emociones y como enfrentarse a la vida desde ese momento o como intentarlo.

Uno los lee y puede que te puedan dar algún consejo si estas en la misma onda, o bien puede que no te diga nada el texto. Incluso pueden leerlo los responsables de dicha acción al autor del texto que lo escribe y no enterarse de lo que leen, de tal forma que es como una crítica a esa persona pero como no se enteraran de lo que leen, uno puede criticarles con ese estilo y ni se darán cuenta.

Yo a menudo cuando cuento cosas se me nota enseguida por quien van o a quienes van dirigidas. Intento ser sincero conmigo mismo, pero últimamente también me ha pasado a veces que las palabras son mal interpretadas, se mosquea gente al leerlo, o bien no lo dicen pero te la guardan para otra vez y así poder echártelo en cara. A menudo he guardado esos textos en mi mente para no enfrentarme a esa estupidez, a una pelea que sé que no va a conducir a nada.

Mentiras y mas mentiras

Hace tiempo, comentaba con mi hermana sobre las “vidas terribles” que tiene la gente, y como esas vidas al final provocan enfermedades, también terribles. Porque aunque muchos digan que “están bien” después no lo reconocen hasta que tienen una enfermedad encima que les dice que “no están bien”, y aun así tampoco, “como que no va la cosa con ellos”, como que no son capaces de relacionarlo.

Todos estamos unidos, y también nuestro entorno mas directo. Lo que sentimos da forma a las cosas. Y a veces esa forma no es para bien. Si sentimos cosas malas provocamos mutaciones en nuestro propio cuerpo. Si sentimos cosas buenas podemos irradiar esa sensación no solo en nosotros mismos si no a nuestro alrededor, a las personas que mas se nos acercan.

Si toda la humanidad se diera cuenta de ese poder que ya tenemos. Si todos consiguiéramos tener pensamientos buenos o positivos, quien sabe a que nos llevaría esa unidad creativa en masa.

En mis continuas fricciones con el exterior. Aunque este metido en casa, como tantas veces he sido recriminado por otros, y a menudo envidiado por, en parte, esos mismos. He ido experimentando diferentes sensaciones, unas veces positivas y otras negativas.

A menudo me acuerdo de frases como:

“Al final todo se reduce a la lucha entre las personas egoístas y las personas altruistas.”

Todos tenemos nuestra ración de altruismo y ración de egoísmo. Y somos nosotros los que decidimos esa parte. Podemos ser muy altruistas en muchas cosas, pero en determinadas emociones o acciones, podemos ser todo lo contrario. Si uno se da cuenta tanto de uno como de lo otro, entonces esos “hilos invisibles” que nos controlan pueden ser interpretados o variados, y así nos damos cuenta a menudo de las estupideces y podemos poner un remedio.

No hace mucho escribí un texto aquí sobre ello. Sobre todas las personas que a veces me asaltan para resolver dudas. En cierto sentido, cada cierto tiempo suelo hacerlo, con la esperanza de que poco a poco se vayan dando cuenta de esa emoción que a mi me invade cuando algo acaba solucionándose, y también esa desilusión continua que últimamente me invade cuando da igual que haga algo, que al final tendré que repetirlo porque no lo apreciaron en ese momento lo suficiente.

Ya de por sí suelo ser una persona que ayuda. Siempre he pensado que igual que a mi me asaltan a menudo dudas y me gustaría encontrar a alguien que me las resolviera (no siempre es así, y a menudo las dejo en el baúl de los “algún día se realizará…”), pues igual que yo quiero eso, porque no ofrecer una solución a alguna cuestión que ellos me plantean. Generalmente con cosas relacionadas con la informática. A fin de cuentas es donde mejor me he movido durante mucho tiempo.

En estos últimos años, he descubierto que también parezco ser útil en otras facetas que nada tienen que ver con los cacharros tecnológicos. Yo soy el que mas se ha sorprendido con ello, a través de experiencias y a veces con buenos resultados. A veces el simple hecho de escuchar o estar allí alivia a determinadas personas. Aunque no aportes ninguna solución visible.

Sí, es cierto que eso es una forma de ayudar. Pero también es un peligro para el que está ahí “ayudando”.

No siempre se está con la misma energía positiva o cargada al 100%. No siempre puedo ofrecer esa ayuda cuando es requerida. Y a fin de cuentas estar allí a menudo supone transferir energía a otro que quizás tiene mas necesidad de ella.

El problema es cuando tu mismo estas agotado, sin energías y sin ganas de nada. Y aun así te requieren para que sigas haciendo “el bien”. Aunque no te apetezca, aunque necesites estar en silencio, en tranquilidad, o haciendo tus propias tareas, que a menudo dejas para el futuro, pues siempre tienes que estar ahí para los demás. Siempre antepones las tareas de los demás a las tuyas. Y eso tampoco es justo, es otro desequilibrio.

Por muy bueno que seas o te muestres a los demás, Al final logran agotarte, y en vez de transferir energía a otro, coges su negatividad y se quedan con tu positividad. Y eso tampoco es bueno.

No siempre nos damos cuenta de ello. Pero a veces los intercambios son muy diferentes con determinadas personas.

¿No os ha pasado a veces que estando con algunas personas o grupo, al terminar esa visita o charla estas como mas blof y el contrario se queda con la sensación de “chaaannn”?

Sin embargo cuando estas con otros diferentes, la transferencia es “chaaaann” para ambos.

Esa es la diferencia. La gente no es mala de por si, lo que pasa es que algunos somos mas compatibles con unos que con otros. Darnos cuenta tanto de nuestra interior como de nuestra fricción con el entorno exterior, nos hace ser mas humanos, podemos así poner remedio a nuestra carencias o nuestras necesidades. Y también podemos poner freno a las cosas que nos hacen daño.

Todos podemos evolucionar, a distintos niveles pero al mismo tiempo, aunque después tengamos diferentes circunstancias, cada uno las que le toque vivir. Pero no a consta de agotar a otras personas para ser nosotros los que nos sintamos bien.

Tenemos que ser nosotros los que nos demos cuenta de esas carencias que vamos buscando, y ponerle solución nosotros mismos. Pues por mucho que agotes a otros seres, si no logras restablecer tu interior, siempre necesitarás “saciarte” de aquello que vas buscando.

Pueden ser carencias “muy duras” de admitir, pero hay que enfrentarse a ellas, pues sino empezaremos a mentirnos a nosotros mismos y a sonreír por fuera, pero en realidad lo que hacemos con eso es convertirlo en algo mucho peor que acabará con nosotros.

Redactado por Ignacio: el 20/12/2011 en su blog. manteniedo la licencia CC

 

El mapa no es el territorio

Desde hace tiempo que llevo escuchando esa frase, y tengo claro que hay mucha gente que no ha llegado a entender esa frase.

Todos, desde que nacemos vamos creando nuestro mapa de la vida. Se alimenta de cada una de las cosas que nos va pasando cada uno de los segundos, minutos, horas aprendiendo de todos los que nos rodea.

Además todo la gente que nos rodea, al tener experiencias diferentes, van haciendo que nuestro mapa de la vida siga creciendo.

Pero, de pronto, llega alguien y hace que te replantes algo, un cambio. Y en ese momento, solo con planteártelo empiezas a ponerte nerviosos, sudarte la manos, y tener un nudo en el estomago.

Tu cabeza dice que el cambio es un reto, y un gran reto para salir adelante, pero internamente, tu “yo interno” ese que esta como en la situación en la que estaba, y te dice: “¿tu de que vas?. Anda ya, para que moverse, si ahora lo estas haciendo bien. Si las cosas funcionan ahora ¿para que cambiarlas?”

Eso es la cosa mas normal del mundo, debemos de tomar, aire y dejar que suceda, simplemente dejarlo pasar, y sin que te des cuenta, pasa, y los nervios desaparecen y se pone todo en orden de nuevo.

Por tu vida pasan cosas que no vas a poder controlar, así que deja que sucedan y toma las medidas para acoplarlas a tu vida según vayan llegando. El darle vueltas a la cabeza buscando posibles soluciones, lo único que hace es que te plantees las peores cosas en vez de las mejores.

Espera a que llegue y no te precipites, lo que tenga que venir vendrá. Actúa, pero  con el conocimiento de lo que va a ser, no con tu mapa. Mira desde un poco mas lejos, intenta abstraerte un poco de lo que tienes delante y dale perspectiva, mira todo el territorio y veras como hay cosas que crees que son imposibles, se transforman directamente en realidades factibles.

Entonces descubres, sin quererlo que el malestar ha desaparecido, que puedes conseguirlo y que es mucho mas fácil de lo que piensas.

De esta forma has ampliado tu mapa, por que has visto el territorio.

ES como un iceberg, solo ves la punta. No te imaginas todo lo esta por debajo. Investígalo, míralo, disfruta de él.  Y sonríe mientras lo haces. La vida lo merece

Caer está permitido, y levantarse es obligatorio.

Hace tiempo escribí un post que se llamaba “déjate caer” . Y creo que va siendo hora de actualizarlo.

Parece que fue hace siglos y solo han pasado unos meses.

La cantidad de cambios que se han producido en este tiempo son espectaculares, no solo en mí, sino en la gente que me rodea.  Creo que a diferencia de lo que se estila, lo de “virgencita que me quede como estoy” no es para mí. Una cosa es ser precavido y otra cosa es considerarme como una roca.

Sigo buscando movimiento y me gustan los cambios que me producen, e indirectamente se producen en los demás.

En el anterior post comentaba que había que tener confianza y ya la tengo.

  • Dime donde y cuando y allí estaré.
  • ¿Qué va a pasar?
  • No lo sé, pero seguro que con gente como con la que me rodeo algo bueno tiene que ser.

 

Ahora disfruto por el camino, con todas y cada una de las cosas que van sucediendo,. No me molesto mucho por lo siguiente que va a pasar, pero seguro que interesante sí que es.  Y por supuesto bueno para mí, bueno para las personas que me rodean, y con una idea de mejora personal.

Esta temporada he tenido la ocasión, el tiempo, las ganas y la oportunidad de realizar cosas que no me había imaginado, y lo mejor de todo es que tengo planes para seguir haciendo cosas que se que no me puedo imaginar, y tengo imaginación para rato.

No estar quieto, tener una actitud positiva, mirar hacia adelante y poco hacia atrás. Los viejos tiempos fueron buenos pero los que vienen por delante van a ser espectaculares.

He aumentado mi gente de confianza, ahora me fio mas de ellos. Algunos saben cosas que uno no se podía ni imaginar que se iban a contar. Pero sobre todo, me dicen “dejate caer” y no lo dudo ni un momento. Por ahí se va y así se llega

Sueños Lúcidos

Este post está dedicado a inarcangel.

Hace tiempo conocía a Inarcangel, y me contó que tenía sueños lúcidos.

Siempre pensé que eso era cosas de gente rara, porque eso de soñar y  se consciente de que estas soñando no me lo podía creer, pero cosas de la vida, me fije que a lo largo de mucho tiempo, me había pasado una cosa que nunca había considerado y es que sueño con cosas que me creo que vivo, y a la vez estoy seguro de que es un sueño.

Como me pasaba a mí, lo considere normal del todo, y me he dado cuenta que lo que tenía desde hace un montón de tiempo son sueños lucidos, muchas veces provocados por una película o simplemente por lo que me rodea, pero sí que estoy seguro, al menos por ahora que son sueños, que puedo manejarlos a mi gusto y que después de hacerlo puedo entrar y salir de él cuando me de la gana.

Ahora viene el “problema” y es que desde que soy consciente de puedo conseguirlo, me es muy difícil volver a lograrlo. Creo que necesitaré algo para leer y ser capaz de volver a lograr soñar y disfrutar moviéndome por el sueño como a mí me da la gana.

 

 

Creative Commons Vital

Soy partidario del software libre, pero tengo mas claro todavia que en mi vida exite una licencia de Creative Commons. El dominio publico para otros.

Cuando me planteo que no me gusta de los demas, me doy cuenta que cierro a las personas que no dan espacio para que uno tenga el derecho, aunque sea del reconocimiento de su labor. Eso me hace sentir “celos” por que el trabajo no ha sido reconocido. un trabajo que ha podido llevar dias, meses o años hacerlo, lo minimo que puede hacerse es reconocerlo.

Se que alguna vez me ha pasado, en el que yo mismo no he dado ese reconocimiento, pero esta claro que no es mi tonioca geneal, y estoy dispuesto a admitir la critica de otros cuando no cumplo lo que digo.

Ultimamente en este tema me he vuelto muy inflexible y cierro las puertas a aquellos que considero que no cumplen este objetivo. No se si es un acto voluntario o involuntario, pero si que lo considero una estrategia, y esas estategias no me gustan y me hacen alejarme de la gente, ya que no las considero de mi confianza. Probablemente deberia de hablarlo, pero la opcion del “ya lo se” la considero tan real que no me mueve absolutamente nada por mejorar esta situacion.

Estamos convirtiendonos en un mundo completamente individualista, donde la presencia del Yo estoy por delante de ti, y si para logarlo hay que pisarte, lo hago, empieza a ser una tonica general. Entre el puro indiviualismo y el cumunismo puro hay muchas tonalidades. El indivualilsmo da independencia y libertad, pero somo seres sociales y entre la sociedad tenemos que movernos.

Hasta hace muy poco, en el mundo estudiantil, el que realizaba un trabajo para lo que fuera no tenia el reconocimiento de su trabajo, si se publicaba, a no ser que alguien tuviese la decencia de reconocerlo, por lo que los honores, se difuminaban o desaparecian.

Ultimamente me pasa demasiado a manudo el que me levanten las ideas que voy teniendo, ya que quiero darles un “timming” que a otro no le gusta, y se adelanta. Eso lo unico que va ha hacer es cerrar mi salida de informacion al exterior para que no vuelva a pasarme.

Hoy me ha vuelto a pasar y eso es lo que realemnte me cansa.

Implica y significa cambios. Volverse mas opaco, estar mas de perfil, sonreir y ser “politicamente correcto”.

Me crei que era un tema del pasado, pero al paecer es recurrente y que tiene que salir. Un par de años despues de querer abandonar ese tipo de ctitudes, parece ser que la vida ha decido que esas son las que hay que tener.

Si algo cambia, o alguien me demuestra que estoy equivocado, sera un acierto por su parte.

Trublaciones Tricantinas. 2011-06-27

Dejate caer

Hace algún tiempo que no pasaba por aquí para escribir algo.

Tengo mucho que decir y muy poco tiempo para hacerlo, pero me interesa y me apetece.

En las sociedades actuales, le gente no espera recompensas a cosas que se creen que no la tienen, y a veces las recompensas aparecen cuando uno menos se lo espera.

La gente no está acostumbrada a sorpresas, y de vez en cuando es bueno hacer alguna.

Si se confía en quien te sorprende, déjale lo haga, nunca buscaran un mal en ella, simplemente déjate asombrar. Intenta aprender, disfruta lo que está sucediendo a tu alrededor.

Ha sucedido que este fin de semana ha habido un montón de sorpresas en mi vida, y que por un motivo o por otro, he tendido a rechazarlas.

Al menos en un principio. Pero luego me he dado cuenta que lo que había sucedido era bueno. Cuando la gente confía en ti, debes de confiar tu en la gente. Y no sé si todavía puedo hacerlo.

Aprender a que me pongan una venda en los ojos, y que me digan “confía en mi y salta”, es muy difícil. Solo debo de hacerlo con la gente en la que tengo más confianza, pero debo de hacerlo.

Creo que lo voy a plantear como una prueba de valor. Y no para hacerlo a las 3 de la mañana y de retirada para casa, no es el mejor momento.

Pero creo que es bueno tenerla. Afianza relaciones, mejora conductas y al final te hace sonreír.

Eso es un punto de mejora. Hay que provocar saltos al vacio. Sentir como todo tu cuerpo reacciona ante la sensación e que no sabes lo que hay al final. Solo que alguien te dijo. ¡Hazlo, que lo vas a disfrutar!

Y disfrutar de la caída, larga muy larga, pero con la seguridad de lo que han dicho las personas en las que confías. Y por el camino, disfruta.

Así que los nuevos objetivos estaban para cumplirse, y este en un objetivo difícil, pero alcanzable.

Cada vez duele menos

Parece que no fue hace tanto tiempo cuando todo empezó.

Ahora vas echando la vista atrás y te vas dando cuenta, que con el paso del tiempo, las cosas son menos dolorosas de lo que parecen.

Siempre se hace el mismo comentario; “el tiempo lo cura todo” -comentan, y en el fondo no les falta razón.

La verdad es que cada vez duele menos.

Nueva gente, gente antigua, gente que ni te imaginabas que ibas a conocer.

Refuerzas tus valores, te enfrentas a la vida; piensas…

Piensas que ya ha pasado, pero el recuerdo, ese recuerdo, que se presenta de vez en cuando hace que mires con un poco de nostalgia lo sucedido.

La verdad es que cada vez duele menos.

Y sigue corriendo el tiempo. Y pasa el invierno y por fin llega la primavera.

Se va la nieve; mas luz, mas color, nuevos aromas. Piensas que hasta los ojos, esos ojos grises del invierno, poco a poco van recuperado el color fresco de otros años. Piensas que….

La verdad es que cada vez duele menos.

Y con la vuelta del sol, su cálido resplandor ente los verdes cristales que rodean a uno, le dan nuevas fuerzas para seguir adelante.

Cada vez duele menos.

Coges aire, profundamente, respiras, y dices “aunque pienses que duele, la vida te ha dado la oportunidad de seguir adelante”.

No desperdicies ni un momento de tu vida, alegra la cara, pon tu mejor sonrisa, apóyate en aquellos que tienes cerca, en aquello que te quieren, en todos aquellos que te han ofrecido su ayuda, porque todos, absolutamente todos, son parte de tu vida.

Comparte, disfruta, relájate, ten altura de miras, diviértete, porque se acerca el gran momento y tú y yo, pero sobre todo, todos nosotros vamos a estar allí para disfrutarlo.

¿Te lo quieres perder? ¡Espero que no! Porque yo si que voy a estar.

Porque ………. cada vez duele menos”

Creo que es una alegoría a la mejora personal y al afán de superación. Hay momentos en la vida en la que simples tonterías se convierten en grandes montañas por un simple malentendido.

Debemos de ser críticos a la hora de analizar las cosas, pero cuando descubres un fallo en tu razonamiento, volver a recomponer y buscar un solución al problema hace que te replantees como acometerlo. Se necesita la distancia y el tiempo para poder encontrarlo, el que se derrita la nieve y que como decía, el cálido resplandor del sol le den fuerzas para poder continuar.

Valoraciones, pensamientos, formas de actuar. No se puede desperdiciar ni un momento de nuestra vida, y menos en cosas que realmente no tiene importancia, que solo hacen que se realimente y tome forma lo que jamás debió tenerla.

Me avergüenzo de ello, y me avergüenzo públicamente, y recuerdo este post que hace que sepa porque hago lo que hago y pienso lo que pienso.

Es bueno recordar el objetivo propuesto, y mejorarlo. Si no ¿para qué serviría todo lo que pienso?

Comparte, disfruta, relájate, ten altura de miras, diviértete, porque se acerca el gran momento y todos nosotros vamos a estar allí para disfrutarlo.

¿Te lo quieres perder? ¡Espero que no! Porque yo sí que voy a estar.

Ese es mi objetivo y lo pienso cumplir. Esto solo hace reforzarme cada día más, porque ………. cada vez duele menos.