¿Y tú qué haces para mejorar el mundo?

Si, estás leyendo esto y a ti te lo pregunto.

Todos podemos hacer algo día a día para poder mejorar el mundo. El que nosotros mejoremos hace que mejore el mundo.

Nuestra actitud antes las cosas, el como las enfocamos, el como respondemos a los demás hace que el mundo cambie.

Y en nuestra mano está que ese cambio sea a mejor.

Acerquémonos a le gente, ayudemos a los que lo necesitan, entreguemos parte de nuestro tiempo.
Somos seres sociales y cada día que pasa nos vamos separando, poco a poco de los demás. Se han inventado la redes sociales, para hablar de lo bonito que es el mundo, de lo bien que lo pasamos y de lo agradable que es todo.

Pero al final nos convertimos en meros espectadores de lo que les sucede a los demás y acabamos no interactuando con ellos. Si están lejos interactúa con ellos escribiendo, aceptando o discrepando de las cosas que dice, ambas son positivas. Si los tienes cerca…, si los tienes cerca, no sé que haces aquí parado y no te pones en contacto con ellos para verles cara a cara.

Alguien tiene que dar el primer paso. ¿Por qué no somos nosotros? Existe la misma distancia entre uno y otro. Ten iniciativa. Muévete.  La gente se lleva una sorpresa cuando tomas la iniciativa y nosotros también cuando vemos que responden.

La frase típica de “a ver si un día de estos quedamos” se tiene que convertir en “dime que día quedamos” y si existe indecisión por su parte, marquémosla nosotros.

Y veras como poco a poco mejoraremos el mundo

 

Somos grises

“Soy gris; estoy entre la vela y la estrella. Somos grises; estamos entre la oscuridad y la luz”. Esta es una frase que oír hace mucho tiempo en una serie de Televisión que se llama Babylon 5.

Hoy estuve leyendo un post sobre la trasparecía de la gente que podemos encontrar aquí http://reaprendermarketing.visibli.com/share/OvCsJO.

Pienso como digo en la frase inicial que todos somos grises. La transparencia no creo que exista, aunque sea solo por propia supervivencia, la gente necesita guardarse cosas para si.

En el fondo considero que es bueno, en la sociedad actual se ha puesto de moda es conseguir las cosas cueste lo que cueste. La competencia es feroz y se superan lo que algunos tenemos como líneas rojas, pero que a otros, por su manera de pensar y de comprobar su modelo del mundo, lo aceptan.

Así que, se guardan, nos guardamos datos para evitar que dicha competencia nos supere y así podamos gestionar mejora nuestra forma de vivir y de pensar.

Y si no, mirémoslos un poco al interior. Solo pensar en nosotros mismos y comprobar si la imagen que enseñamos es exactamente la misma imagen interna que externa. Veremos que somos traslucidos, que tenemos manchas, y realmente, eso es bueno, eso nos hace fuertes e imprevisibles en ciertos momentos de nuestra vida

Persigue tu Meta

Mi amigo Ignacio ha publicado un post llamado “una meta”.

Creo que solo puedo decir de él que me ha aportado un punto de vista mas calmado de lo que puedo considerar “normal” ¿Pero quien soy yo para decir que es normal y que no?.

Creo que una de las cosas que hemos aprendido mutuamente es a dar sin esperar nada a cambio, pero que también de vez en cuando nos bien viene bien una palmadita en el hombro o una pizza para ahogar nuestras penas en queso.

Comentaba que hay gente que le dice que limite sus ayudas según a que personas, pienso que todos tenemos que ser algo “egoístas” y mirarnos un poco a nosotros y ver si lo que hacemos nos satisface o no.  Pero no creo que se tenga que cortar por lo sano a no ser que las circunstancias te obligue a hacerlo, y probablemente esa decisión sea inducida por factores externos.

Creo que casi todos vivimos enfundados en nuestros roles, que en la “familiaridad” de tus amigos eres como eres. Yo me considero mas simple que asa de un cubo, se me ve en la cara lo que pienso y quien me conoce un poco, solo por oírme hablar por teléfono, sabe cual es mi estado de animo.

El tener roles y separar unos de otros, te permite cambiar las actitudes y potenciar unas virtudes mas que las otras, de esta manera descansas unas cosas, potencias otras. Así evolucionas y mejoras.

La sociedad, te obliga muchas veces a hacer eso, y somos personas sociales, por lo que a veces debemos ajustarnos a esos movimientos sociales para poder, incorporarnos al tren y asi poder hacer cambios.

No creo que te plantees dejarlo todo, dentro de tu calma, posees un movimiento lento y constante, siempre hacia adelante, no buscas la velocidad del cambio, pero los cambios son constantes.

Y eso hace cambiar a los demás, no vale un “quizás”.

Eso es un reto que merece la pena seguir

Somos grandes

Y que nadie nos diga lo contrario.

Parece que tenemos un complejo de inferioridad con el resto del mundo.  Que si la siesta, la fiesta, los puentes, la competitividad.

Realmente somos la envidia de media Europa y no nos damos cuenta de ello. Pero sobre todos somos serios, emprendedores, imaginativos, abiertos, amables y acogedores.

Además de eso, somos grandes, pero no nos vendemos los suficientemente bien. Un alemán por ejemplo vende más caro que un español, pero han conseguido asociar a los productos alemanes, el concepto de calidad. Ese es su hecho diferenciador.  Y eso es lo que venden. Y eso es lo que hace que la economía alemana tire para adelante.  Pues nosotros hacemos productos de mejor calidad que ellos, al menos tan buena. Pero no nos hemos vendido como tales, sino como chapuceros y que lo terminamos todo en el último minuto. Pues va a ser que no. Grandes arquitectos españoles están por todo el mundo, físicos, químicos, inventores con sus inventos, el mundo quiere hablar en español, cada día es un idioma que practica más gente, porque saben de nuestro potencial.

Tenemos que hacer valerlo y enseñárselo al mundo. Estar orgullosos de lo que somos y de cómo lo hacemos. Y sobre todo, demostrárselo con nuestros hechos. Somos capaces de todo lo que nos propongamos. Solo tenemos que empezar.

Ayer estuve con mi amigo Paco y me dijo que estaba desempleado, pero no parado. No debemos de pararnos nunca. Siempre adelante, siempre mirando hacia el futuro y siempre destacando nuestros valores. Nuestros grandes valores.

Y si, me voy de fiesta, y no, no duermo la siesta. ¿Alguien tiene algo que objetar?

Porque tenemos que hablar en inglés.

Comprendo que el conocimiento de los idiomas es importante para moverse por el mundo, pero creo que ya va siendo hora de sentar unas bases. Y es que somos la segunda lengua más hablada del mundo, pero que no se nos hace caso.
Cuando nos vamos a Francia, nos esforzamos por hablar en francés, si es a Gran Bretaña,  ingles. Pero cuando la gente viene a España, tenemos que aprender inglés para hablar con ellos. Tenemos que ser mas orgullosos
Casi 500 millones de personas hablan en castellano y no conseguimos que en la Comunidad Europea se hable el castellano como lengua oficial.
Tenemos que empezar a luchar por lo nuestro, somos grandes y tenemos que demostrarlo.